La Historia de mi Vida

la historia de mi vida

Me apetece escribirte,

contarte todo cuanto

he soñado (mucho más

que lo vivido),

decir que durante

este tiempo,

un largo invierno,

el alma se ha transformado

y el miedo se ha vencido

y todo, para conseguir

solo el intento

íntimo de querer

ser uno mismo.

Me gustaría explicarte

tantas cosas, hasta

las rutinarias: hoy ha

llovido, y la ciudad

tiene

el gesto triste del otoño

gris.

Pero no sé por dónde

empezar

y quisiera

tocarte el alma con

mis dedos

con intención de caricia.

Sí, quisiera llegar a ti

renovado,

llegado del sueño de

la tierra

y de la cotidianidad

amarga de sus días.

Pero, poder decirte

también,

he llegado a ti quizás

en el momento preciso

en que ambos consigamos

elegir nuestro camino.

No sé, son tantas cosas

que es posible que

olvide

las importantes

y me siga perdiendo

en las insignificancias:

sigue lloviendo y

en las calles

se rompe

el espejo del agua.

Ha sido mucho tiempo

en el que habló

sin tregua

el silencio

y es imposible

recuperar lo perdido,

pero quiero resumirte

la historia de mi vida:

ni siquiera supe nacer

tuvieron que arrancarme.

Isidoro Irroca

Anuncios